jueves, 26 de diciembre de 2013

NEVADITOS NAVIDEÑOS


Hola de nuevo!!! ¿Veis como esta vez la espera ha sido muy cortita? Y eso que menuda semana de vacaciones que me he pasado entre antibióticos y pastillas miles... Y lo peor: sin oler nada de nada!!!! Qué horror, que lleguen estas fechas y no diferenciar si te estás comiendo un polvorón o un trozo de tierra... Pero gracias a haber reposado y hecho todo lo que me dijo mi doctora, pues en cuanto fui recuperando las fuerzas y lo que es mejor: mi olfato, me metí en la cocina y dejé el horno pidiendo clemencia!!!
Así que voy a intentar subir todas las recetas que he hecho porque son muy rápidas y sencillas y encima están buenísimas!!!


Bueno, pues hoy os dejo con la receta preferida de Mister Sugar, es una de esas recetas con la que me dice que le enamoré, y cuando los hago, tengo que ir escondiéndolos porque se los zampa de un bocado uno tras otro!!! Y claro... ligeros, ligeros como que no son... 


Así que si tenéis que enamorar a alguien, o endulzar algún evento especial o simplemente porque queréis daros un capricho, os aconsejo poneros el delantal y manos a la masa!!!

  • 200 g de manteca de cerdo ibérico 
  • 125 ml. de vino blanco semidulce 
  • 50 g de azúcar 
  • Una pizca de sal 
  • 500 g de harina normal 
  • 1/2 cucharadita de levadura Royal 
  • Azúcar glas para rebozar


1. Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo. 

2. En un bol amplio ponemos la manteca de cerdo (que la habremos tenido a temperatura ambiente un par de horas), la tapamos y la metemos en el micro a potencia media unos 30 segundos, tenemos que conseguir que nos quede en pomada no fundida. 

3. Vamos echando muy poco a poco el vino y con las varillas manuales lo vamos batiendo, no añadimos más vino hasta que lo anterior esté bien mezclado y así lo haremos en varias tandas (hay que tener paciencia, porque la manteca es grasa pura, y tarda un poco en ir  admitiendo el líquido, así que poco a poco)

4. Después añadimos el azúcar y la sal y seguimos batiendo. 

5. Por último incorporamos la harina tamizada con la levadura en tandas, y amasamos con la mano, solo lo justo para que se mezclen bien todos los ingredientes, no es necesario amasar mucho (Si la abrimos un poco debe tener un aspecto hojaldrado), si queda muy blanda se forra con film transparente y se mete media hora en la nevera. 

6. Espolvoreamos la meseta con harina o en mi caso utilizo dos láminas de silicona y extendemos la masa con un rodillo (al que habremos puesto también un poco de harina), más o menos de 1.5 cm., a mí me gustan gorditos. Con un cortapastas iremos haciendo las formas. 

7. Los vamos colocando sobre la bandeja del horno que tendremos cubierta con papel vegetal o con sprayDübör.


8. Horneamos unos 20-25 minutos vigilando bien que no se quemen. 

             

9. Con una espátula los vamos colocando en una rejilla, y sin dejarlos enfriar los rebozamos con abundante azúcar glas. Si vemos que nos falta azúcar los volvemos a pasar por azúcar o bien la espolvoreamos con un colador.


Y luego viene la mejor parte: pegarles un buen mordisco y disfrutar de esa textura hojaldrada característica de los nevaditos... uhmmmm cómo me gustan!!! Os dejo que me voy a comer uno y voy a esconder la caja, porque como la pille Mister Sugar la armamos!!!!

¡¡Millones de dulces besos!!



2 comentarios:

  1. estan deliciosos, me encantan!!!
    un besote.
    midesvancapriccioso.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un besazo enorme y gracias por pasarte por aquí!!

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.